Superman cumple 80 años

Superman, el personaje creado por el escritor Jerry Siegel y el artista Joe Shuster, apareció por primera vez el 18 de abril de 1938 en Action Comics número uno. Los lectores se identificaron con el Hombre de Acero y, más rápido que una bala, se convirtió en una sensación multimedia: sus aventuras se narraron en la radio, el teatro, el cine y la televisión, y su imagen podía verse en todo tipo de mercancía y artículos coleccionables.

“Si hay alguien que no sepa quiénes son Clark Kent y Luisa Lane es porque no ha puesto atención”, dijo Maggie Thompson, editora sénior de Comic Buyer’s Guide, que dio cobertura a la industria del cómic de 1971 a 2013.

El miércoles (18 de abril), Superman cumplió 80 años y —¡válgame Dios!— DC Entertainment publicará el Action Comics número mil. A continuación, presentamos las publicaciones más memorables de la saga de este héroe.

 

Action Comics número 1 (abril de 1938)

La aventura de doce páginas de Superman fue solo una de varias historias publicadas en el primer volumen de Action Comics, que se concibió como una antología. La fecha de junio en la portada tenía por propósito animar a los vendedores a conservar los cómics en sus estantes durante más tiempo. El éxito apabullante del héroe tomó por sorpresa a la empresa.

“Honestamente, no sabían lo que tenían en manos”, dijo Michael E. Uslan, un historiador de cómics, escritor y productor cinematográfico. Superman no volvió a aparecer en otra portada de Action sino hasta el volumen siete y se volvió el protagonista de las portadas de manera consistente a partir del número diecinueve.

Cuatro volúmenes después, el nombre del diario para el que trabaja Clark Kent cambió de The Daily Star a The Daily Planet. Uslan dijo que las ventas de Action aumentaron de 130.000 copias en el número uno a 555.000 copias en el quince.

Action Comics número 68 (noviembre de 1943)

Superman era un personaje muy serio cuando Siegel y Shuster lo crearon”, dijo Uslan. “Era un combatiente de la injusticia social; iba tras políticos corruptos y mafiosos que abusaban del ciudadano común”.

Sin embargo, hubo un cambio notable en el tono con este volumen, en el que presentaron a Susie, la sobrina traviesa de Luisa Lane. El cambio llegó gracias a la competencia del desenfadado Capitán Marvel, cuyas aventuras se publicaban en Fawcett Comics.

“El Capitán Marvel era el único personaje que superaba a Superman en ventas en la Época de Oro”, o la primera era de los cómics, comentó Uslan. El enfoque más gracioso lo llevó a escenas como aquella en la que Luisa le tira encima un sartén caliente en el pie y Superman da saltitos mientras grita de dolor.

Una demanda en la que se decía que el Capitán Marvel era una copia de Superman terminó por llevar de regreso a la cima al Hombre de Acero.

Action Comics número 241 (abril de 1958)

Luego del declive en las ventas después de la Segunda Guerra Mundial, los cómics de superhéroes comenzaron a recuperarse a mediados de la década de 1950 en el periodo conocido como la Época de Plata. Los fanáticos e historiadores han debatido el comienzo exacto del periodo.

Para Uslan, este volumen marca el inicio de la evolución de Superman en la Época de Plata con el debut de su Fortaleza de la Soledad. Después vendrían las apariciones de Brainiac, un Lex Luthor mejorado, Superchica, Bizarro y algunas supermascotas (Krypto, Streaky y Comet entre ellas). Brainiac, cuyos pasatiempos incluyen encoger ciudades alienígenas para su colección privada, también trae un regalo inesperado: una parte del mundo nativo de Superman, Krypton.

Superman es la historia evidente de un inmigrante”, dijo Peter Sanderson, historiador de cómics. “Krypton era un paraíso perdido, un país de las maravillas de la gran ciencia, cascadas de fuego y montañas de gemas. Superman siempre anhelaba regresar a su hogar”.

Action Comics número 270 (septiembre de 1960)

Sanderson recordó The Old Man of Metropolis como una de las historias más aleccionadoras. A pesar del hecho de que los principales lectores de los cómics eran niños, el Hombre de Acero tiene la oportunidad de observar su infeliz futuro: es viejo y lo han olvidado. ¡Pobre Luisa! “Soy una solterona”, dice. “Desperdicié mi vida esperándote”. Aun así, siempre optimista, le sugiere que compartan sus últimos años juntos. Ese volumen tocó una fibra en Sanderson y aún lo hace hoy en día.

“Fue perturbador cuando era niño leer sobre cómo un personaje que me gustaba se reducía a causa de su decaimiento físico, todos lo olvidaban y lo abandonaban, viviendo en aislamiento, soledad y aparente pobreza”, comentó. “Ahora que estoy en mis sesenta y veo en retrospectiva esa historia acerca de lo horrible que puede ser la vejez, me parece aún más perturbadora”. Una revelación: el futuro amargo resulta ser una pesadilla.

Action Comics número 583 (junio de 1986)

Sanderson describió Whatever Happened to the Man of Tomorrow?, de dos partes, no solo como una de las mejores historias de Superman, sino como una de las más grandes historias en el género de los superhéroes. Escrito por Alan Moore y dibujado por Curt Swan, George Pérez y Kurt Schaffenberger, la historia explora los últimos días del héroe y prácticamente todos los personajes principales de su mitología tienen un papel en ella.

“Es su Ragnarok”, dijo Sanderson. “Va tras un tono operático”. La historia tiene una fuerza emotiva y es una demostración de la sólida ética de Superman. “Si siente que le ha fallado a su propio código, no puede continuar”, explicó Sanderson.

¿Uno de los momentos más desgarradores? Lana Lang escucha la confesión de amor que Superman le hace a Luisa, su rival. Impávida, retoma fuerza —junto con Jimmy Olsen, el amigo de Superman y fotógrafo de The Daily Planet— para ayudar durante un ataque violento en la Fortaleza de la Soledad.

Lang dice: “Nadie lo amó más que nosotros. ¡Nadie!”. A pesar de la calamidad, la historia termina con un final esperanzador.

Action Comics número 584 (octubre de 1986)

En julio de 1986, DC comenzó a publicar la serie de seis partes Man of Steel, del escritor y artista John Byrne, en la que se reinició la historia de Superman, por lo menos temporalmente, como el único sobreviviente de Krypton.

La teoría era que la historia acumulada de los héroes de DC se había hecho demasiado complicada como para seguirla, lo cual hacía difícil que los nuevos lectores entraran en su mundo. Mientras que los escritores previos han presentado a Clark Kent como el disfraz y a Superman como su verdadera identidad, Byrne invirtió la situación e hizo que el héroe fuera el medio para que Clark alcanzara un objetivo.

“Adoptó la identidad de Superman para evitar los peligros de la publicidad y la fama. Este es el inmigrante al que no le importa su viejo país”, comentó Sanderson. Con este volumen, Action se convierte en una serie de equipo, donde se muestran las aventuras de Superman y de otros superhéroes de DC. El formato termina con el número 600, que incluye una cita con la Mujer Maravilla.

Action Comics número 601 (abril de 1988)

Como serie mensual, le habría tomado a Action más de 83 años llegar al número mil, pero la serie se convirtió temporalmente en una publicación semanal.

Durante esta época, que duró hasta el volumen número 642, Action también se convirtió en un formato de antología. Superman tenía una aparición recurrente de dos páginas en cada volumen, que también incluyó historias cortas acerca de otros héroes del universo de DC.

 

 

 

Action Comics número 662 (enero de 1991)

Que John Byrne volviera a imaginar a Clark como una persona con más seguridad dio como resultado una ocasión trascendental: le propuso matrimonio a Luisa (en Superman 50, octubre de 1990) ¡y ella le dijo que sí! Sin embargo, ¿podría casarse con ella sin revelar su secreto? La respuesta es no.

“Luisa, durante los últimos años, he vivido una vida doble”, dijo en este volumen. De manera comprensible, Luisa le pide tiempo para procesarlo todo: “Cuando te vayas, no olvides cerrar la puerta … o la ventana”, le dice ella, aún impactada por la noticia”.

Después de acabar con el compromiso, termina por entenderlo y se casa con Clark en octubre de 1996. El matrimonio coincidió con el episodio de boda de la serie Lois and Clark: The New Adventures of Superman.

Action Comics número 1 (septiembre de 2011)

En 2011, DC reinició su serie continua y volvió a presentar a los héroes como si aparecieran por primera vez. Escrito por Grant Morrison y dibujado por Rags Morales, este nuevo Action Comics número uno volvió a relatar los primeros días de Superman, cuando el héroe iba empezando: su personalidad era temeraria y sus poderes se estaban desarrollando.

Una serie de acompañamiento se enfocó en sus aventuras actuales y presentó un nuevo traje con un cuello alto, una línea de acabado roja y una armadura. Uno de los elementos del traje clásico que faltaba eran los calzoncillos rojos encima de los pantalones azules.

Los fanáticos no se decidían sobre qué los entristecía más: el cambio de ropa o la eliminación del matrimonio de Luisa y Clark. En esta nueva narrativa ni siquiera estaban saliendo.

Action número 1000 (abril de 2018)

La nueva versión de DC inicialmente fue un gran éxito en ventas, pero unos años después, los fanáticos ya estaban reclamando el pasado. DC respondió con Rebirth, una historia escrita por Geoff Johns y dibujada por varios artistas, con el propósito de restaurar lo que se había perdido, incluyendo el optimismo.

Varias series volvieron a iniciar —una vez más— con primeros volúmenes, pero Action y Detective Comics, donde Batman debutó, regresaron a su numeración histórica, la cual se añadió a la nueva historia para un total cercano al número mil.

El matrimonio de Luisa y Clark se restauró y ahora tienen un hijo. Sin embargo, uno de los más grandes retornos se guardó para este volumen. DC orgullosamente promovió El regreso de los calzoncillos rojos en su nuevo lanzamiento.

El volumen, que tiene varias portadas y fiestas de  lanzamiento a medianoche, ha tenido pedidos anticipados de 500.000 ejemplares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *