La imagen del cómic desde la mirada del cine

La imagen del cómic tiene un amplio espectro cuando se trata de analizar su impacto en el cine. La narrativa de una historia puede ser abordada desde diversos planos y su desarrollo parte desde la necesidad del relato de algún hecho. En este sentido se conjugan una serie de elementos para favorecer lo narrativo y lograr sembrar en el receptor la necesidad de continuar.

Escrito por: Deiby Fonseca

Página Web: https://tamarindocreativo.com/
Instagram: https://www.instagram.com/tamarindocreativove/

De allí justamente es que resulta importante resaltar el valor de la imagen. Como un elemento esclarecedor que fomenta la comprensión de la narrativa desde la semiótica y lo iconográfico. 

La imagen germina desde su poder, la amplitud de la comunicación explícita. La importancia de la imagen se remonta desde las primeras civilizaciones, pero su aporte desde la perspectiva narrativa va mucho más allá. 

Desde las primeras herencias hispánicas y universales, la narrativa a través de la imagen tiene una profundidad epistemológica. De allí justamente su aporte para fomentar el desarrollo cognitivo del hombre a través de la historia.

La imagen viene a fundamentar y dejar herencia de lo histórico. Ha servido como elemento esclarecedor para la comprensión del mundo en días pasados.

En el mismo orden de ideas, la imagen tiene su preponderancia desde los linderos del arte. El oficio artístico se fundamenta en gran medida en la imagen para su ejecución. Y es allí donde resulta importante revisar la relación del cómic y el cine. 

La imagen del cómic como motor del cine 

Entendiendo entonces que la imagen tiene un rol diferenciador en los procesos artísticos y sus variaciones. Valorar su uso desde la construcción icónica y narrativa para el cómic y el cine es importante. 

Del cine al cómics

Existe una clara relación entre estas dos ramas del quehacer artístico. El uso de la imagen como elemento para transmitir una historia y construir la narrativa de la misma. 

El cine desde su nacimiento en 1895 se ha basado en el uso de la imagen para contar historias. Por su parte el cómic, no muy lejano a esta afirmación, también usa la imagen para complementar el universo narrativo de la historia que cuenta. 

Aunque un poco más tardío y aún generando discusiones, el cómic y consideración de su realización como un arte, se abrió paso desde el siglo XIX. Aunque por otro lado, a pasos agigantados, el cine recibió rápidamente su etiqueta de arte desde 1939, sólo cuarenta y cuatro años después de su nacimiento. 

Lo que es innegable es la importancia en el uso de la imagen para ambas corrientes. La imagen constituye la construcción semántica y subjetiva de la historia. En este sentido la imagen constituye un catalizador para fabricar el universo narrativo de la historia. 

El cómic construyendo iconografías

Se entiende como iconografía al conjunto de imágenes que permiten generar una relación con algún personaje o tema. En este orden de ideas se puede decir que el cómic es el mejor fabricándolas. 

Personajes del cómics en el cine

A lo largo de la historia, el cómic ha sabido sembrar en sus lectores, un precedente sobre la valoración y nacimiento de personajes.  El cómic ha procreado desde sus páginas personajes que se han quedado prendados en la memoria colectiva del mundo. 

Son muchos los personajes de historietas y universos que se pueden mencionar. Solo con mencionar a “los dos grandes“ Marvel y DC Comics ya se abre un gran portal para entender la profundidad de los universos que es capaz de crear el cómic. 

Estos personajes, que se han vuelto iconos a lo largo de más de ochenta años, son el reflejo del legado del cómic. Esa increíble herencia que fomentó la lectura y la narrativa desde el imaginario gráfico de sus creadores. 

Es ahí justamente donde radica el valor del cómic, como un arte que ha generado millones de seguidores en el mundo. Por otro lado, su innegable aporte a lo que posteriormente el cine usaría como trampolín para generar millones de ingresos en taquilla. 

El cine construyendo nuevas formas de ver el cómic

la imagen del cómic
X-Men

Dentro de ese universo que representa el cine, su amplitud y su diversidad, pareciera que el cómic quedara rezagado. No obstante, ya hemos establecido la estrecha relación que estas dos corrientes tienen. Leer un cómic representa una especie de ritual completamente diferente al hecho de ir al cine. La ambigüedad de ambos oficios se ha ido estrechando desde el surgimiento de adaptaciones del cómic al cine. 

Desde 1940 con la adaptación al cine del cómic Flash Gorgon ambas plataformas establecieron una alianza perdurable. En la actualidad el universo Marvel y DC convocan a millones de seguidores a la pantalla grande.

 Pero con esta realidad, también es cada vez más visible las diversas complicaciones que tiene que sortear el cine para frenar a sus detractores. Lectores fervientes del cómic que defienden con vehemencia a sus personajes y sus representaciones iconográficas.

Las historias de Marvel y DC en el cine

Llevar a la gran pantalla estas historias, representa un interés constante por responder con la mayor fidelidad a la historia en papel. Sin embargo, no siempre los fanáticos han recibido de la mejor forma esas adaptaciones. 

La construcción de los diferentes universos del cómic por parte del cine no ha sido fácil. Ha constituido un constante progreso por atender cada uno de los detalles que están perfectamente plasmados en las historias del cómic. 

Sin embargo, el cine y sus adaptaciones, han logrado que millones de personas se interesen por estos personajes aún más. Esto se ha traducido en una relación bilateral entre ambas manifestaciones artísticas. 

Por un lado, los lectores acuden a los cines a ver estas adaptaciones. Mientras que por el otro, algunos espectadores que quieren saber más acuden a las historietas para profundizar. 

Lo cierto es que el cine ha logrado ampliar y explotar desde diversos factores los elementos iconográficos del cómic. Este ejercicio que no es nuevo, ha permitido acceder a nuevas construcciones narrativas de estas historias que han calado bien en sus seguidores.

Esta alianza entre el cine y el cómic no es más que un motor para mover las masas a través de la imagen. Por lo que aunque diverso o controversial, el cine siempre verá en el cómic un aliado para apalancar las historias y universos que se cuentan en esas páginas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *